BIENVENIDOS

Este es un Blogger donde se entregarán comentarios de actualidad con una perspectiva cristiana, y donde, además, los alumnos, Profesores, Padres y Apoderados, podrán hacer los comentarios que estimen convenientes. Los comentarios que aquí encontrás no representan necesariamente el pensamiento del Colegio y es de exclusiva responsabilidad del profesor. Tu comentario deberás enviarlo a cwagnercl@gmail.com

lunes, 25 de abril de 2011

COLEGIOS PROFESIONALES

Por Carlos Wagner Catalán

Leyendo el Diario la Tercera de la Hora del sábado 23 de abril del presente año, me encontré con un artículo titulado “Colegio Médico rechaza Proyecto de Licencias Médicas”.
Se me vino a la mente el caso de mi amigo Nicolás (Q.E.P.D.), Profesor de Educación Física, que enfermó de cáncer y le fue cuestionada la Licencia Médica que le otorgó un facultativo especialista en oncología del Hospital López Pérez de Santiago, por un Médico General, enviado por la Isapre a la cual pertenecía.
Sin embargo, a pesar que seguramente la mayoría de los médicos otorgan legítimas licencias médicas, es muy probable, que algunos --sin ningún sentido ético--, se prestan para cuestionarlas y otros para otorgarlas falsamente. Así también algunas personas inescrupulosas engañarán al médico con tal de conseguir una ilegítimamente.
En todos los Colegios Profesionales ocurren estas cosas. Por unos pocos, pagan “el pato” todos.
Pero quisiera detenerme aquí en la respuesta del Colegio Médico ante este Proyecto de Ley. Aseguran que "los médicos no aceptaremos seguir siendo enjuiciados públicamente en forma irresponsable y poco transparente por autoridades polí¬tico-administrativas con propósitos ajenos al ámbito sanitario".
¿Será que las autoridades político-administrativas, se están acostumbrando a enjuiciar públicamente a cuanto Colegio Profesional, --con fuerza gremial como para pedir reivindicaciones-- se les coloque por delante? En cambio, si están enjuiciados o cuestionados les será mucho más difícil conseguirlas.
Los Médicos sacan la voz y muy probablemente serán escuchados. Sin embargo, los Profesores nos estamos acostumbrando a ser enjuiciados públicamente no sólo por las autoridades, sino además, por todo aquel a quien se le pregunte. Antiguamente era una costumbre en los chilenos que cada vez que participábamos de algún asado, teníamos que soportar a Teólogos, Entrenadores de Fútbol y Economistas. A las pocas copas, todos eran expertos en Religión, tácticos experimentados en esquemas futbolísticos y sagaces economistas dispuestos a solucionar todos los males de pobreza en este mundo. Ahora debemos agregar: a los Profesores… en cada chileno, hay un Doctor en Educación dispuesto a ayudar a corregir al Profesor que debe lidiar todos los días del año con –muchas veces—45 estudiantes en el aula, que son “tirados” en la escuela por sus papás, que están muy preocupados de sus respectivos trabajos, pero no de colaborar con la formación de sus hijos.
Los profesores tenemos dos posibilidades: Unirnos todos para ser una voz fuerte ante estos enjuiciamientos públicos y ser escuchados al igual como lo es el Colegio Médico o dejar que nos sigan basureando por quienes se les ha olvidado que ellos han sido educados por uno de los nuestros: “un Profesor”.
Pero los Médicos dicen algo más en esta declaración en contra del Proyecto de Ley sobre Licencias Médicas: que esta intromisión es “con propósitos ajenos al ámbito sanitario”. Entiendo esto como que es algo propio del ámbito de la salud; no de Ingenieros Comerciales, ni de Economistas o Administradores. Es un asunto que le atañe a quienes son expertos en salud. El derecho de un enfermo a tener descanso por enfermedad, debe diagnosticarlo un médico y ningún otro profesional, por muy profesional que sea.
En la Educación, sin embargo, diagnostican todos: Ingenieros Comerciales, Economistas, Sociólogos, Psicólogos… y más encima, desde un escritorio en Santiago, sin siquiera haber estado en un aula durante un año.
Entonces estoy de acuerdo con el Colegio Médico en que "resulta indispensable aprobar el proyecto de ley que restituye la tuición ética a los colegios profesionales, cuya tramitación se encuentra detenida desde enero de 2010, pues ello permitirí¬a no sólo sancionar penalmente a quienes… hagan mal el trabajo, …”sino que incluso suspender el ejercicio profesional y cancelar el tí¬tulo profesional a quienes cometen faltas graves".
Ser re-activos es un trabajo bastante fácil. Basta instalarse a mirar televisión todo el día y correr a la casa de algún apoderado cuyo pupilo ha sido agredido en la escuela y ofrecerles una beca para terminar sus estudios. Les aseguro que a veces me gustaría que mi hijo –que está comenzado su carrera universitaria—lo agredieran, para que aparezca en la tele, así capaz que alguien viaje desde Santiago a entregarle la Beca por toda su carrera.
Esto, que lo hago irónicamente por supuesto, es a lo que estamos llegando de a poco. Estamos pasando paulatinamente de una “educación para la vida” a una “educación para la PSU” y ya llegaremos a una “educación para demandar”. Será mejor negocio demandar a la Escuela que estudiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.