BIENVENIDOS

Este es un Blogger donde se entregarán comentarios de actualidad con una perspectiva cristiana, y donde, además, los alumnos, Profesores, Padres y Apoderados, podrán hacer los comentarios que estimen convenientes. Los comentarios que aquí encontrás no representan necesariamente el pensamiento del Colegio y es de exclusiva responsabilidad del profesor. Tu comentario deberás enviarlo a cwagnercl@gmail.com

jueves, 14 de enero de 2010

GASTOS DESMESURADOS


Por Carlos Wagner Catalán

Transparentar es una palabra que se ha puesto de moda en este último tiempo. Pareciera ser que con transparentar las cosas, las cosas se limpiaran, se transformaran en algo éticamente bueno.
Sin embargo, transparentar significa “dejarse descubrir”. Pero en ningún caso significa que eso que se ha dejado descubrir sea bueno o malo. De tal manera, que cuando los políticos comienzan a transparentar sus gastos de campañas, no significa que lo que estén haciendo sea bueno. Sólo significa que lo que se ha transparentado, queda a disposición de todos los chilenos, para que nosotros los chilenos, juzguemos si eso que se ha transparentado es bueno o no.
Claro, porque sino yo podría transparentar mi conducta asesina, dejándome descubrir, que he matado a una persona y—pensar entonces—que como lo he transparentado, o sea, como me he dejado descubrir, quedo libre de polvo y paja. No pues.
Es el primer paso. Está bien que haya transparencia. Pero más importante aún es que eso que se transparente sea bueno, de lo contrario tendremos que escuchar con asombro que al final de la campaña electoral se han gastado miles y miles de millones de pesos, pero como se ha transparentado, no tenemos nada más que decir. Todo está bien.
Mons. Goic, Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, dijo que sería "bueno y justo" que los candidatos transparenten los gastos en los que han incurrido a la fecha. Pero Mons. Goic, representado a los Obispos de Chile, pide algo más y creo que ahí está el fondo del asunto, que lo que se vaya transparentar sea un especial gesto de solidaridad, una campaña austera y sencilla, de lo contrario "sería una ofensa a la dignidad de los chilenos que se despilfarren recursos".
De tal manera que, no basta ser transparente, mostrando o dando a conocer lo que no queremos conocer. Queremos que la transparencia se plasme en gestos de solidaridad… no que se nos rían en la cara. Que no nos muestren gastos desorbitados Sino que nos muestren cifras austeras. En política no se puede hacer demagogia, y por tanto ofertas y ofertones no corresponden. Aquí lo único que corresponde es ser honestos, ser realistas en las propuestas y trabajar incasablemente por el bien de los chilenos, como lo dijo Mons. Goic.
Entonces no creamos que cuando los políticos nos dicen que han transparentado sus gastos en la campaña, esa campaña ya está legitimada. No. Primero veamos si efectivamente esos gastos se condicen con la realidad económica que estamos viviendo. No se trata que compren nuestras conciencias. Si al final quienes pagamos las campañas somos todos los chilenos… tápelo los oídos si es que hay un niño con UD… ¿O todavía cree en el viejito pascuero?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.