BIENVENIDOS

Este es un Blogger donde se entregarán comentarios de actualidad con una perspectiva cristiana, y donde, además, los alumnos, Profesores, Padres y Apoderados, podrán hacer los comentarios que estimen convenientes. Los comentarios que aquí encontrás no representan necesariamente el pensamiento del Colegio y es de exclusiva responsabilidad del profesor. Tu comentario deberás enviarlo a cwagnercl@gmail.com

sábado, 12 de diciembre de 2009

PILDORA DEL DÍA DESPUÉS


Por Carlos Wagner Catalán


La semana pasada les prometí que hablaríamos de la “Píldora del día después”. Quiero ser muy sincero con todas las mujeres… y particularmente con las más lolitas. Es terrible lo que voy a decir… pero, efectivamente si vas a ir a una fiesta el próximo fin de semana y no eres capas de controlarte con el trago, la droga y vas a tener sexo con el primer loco que se te cruce por el camino dentro de la disco, te digo claramente: es mejor que vayas al día siguiente a que te den la píldora. Porque si eres capas de matarte a ti misma de a poquito… entonces seguramente te dará lo mismo la píldora del día después.
¿Qué dice la Iglesia a todo esto? preocupémonos de las causas y no de los efectos.
Te pregunto a ti papá o mamá: ¿Qué es lo primero que le dices a tu hija cuando le das permiso para ir a una disco? ¿Toma un condón para que no te embaraces… o le enseñas que las relaciones sexuales traen aparejadas una serie de responsabilidades para lo cual hay que estar preparados y mientras no lo esté es preferible abstenerse? Te aseguro que le enseñas esto último… y si tu hija te escucha, tiene respeto y aprecia lo que tú le indicas como padre o como madre, entonces te aseguro que el condón no será necesario… Y tampoco la píldora.
Claro que muchos papás y muchas mamás no les dicen nada a los hijos. Se callan… tiene vergüenza de tocar estos temas con los hijos… Se esconden. Muchos incluso les temen a los hijos. Entonces no son capaces de prevenir, sino sólo de reaccionar cuando los hechos están consumados.
Y como esta sociedad nos enseña a ser pragmáticos, entonces nos ofrece un remedio para todo, en este caso: la píldora del día después. O sea parte del presupuesto que hay un problema que ya no tiene solución, que ya no se puede hacer nada, entonces mejor ofrezcamos el remedio sobre este efecto. La Iglesia dice otra cosa, hay que preocuparse de la formación de los jóvenes en los temas del amor y la sexualidad. Y también en otros temas valóricos. Ahí está la causa de todo.
¿Qué es lo que podría llevar a una mujer a pedir que le administren la píldora del día después? Hemos escuchado muchas cosas. Una violación, la pobreza, un día desenfrenado, la libertad a la que tiene derecho la mujer, etc.
Mons. Alejandro Goic, Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, al decirnos que no nos preocupemos tanto del día después sino del día antes nos está diciendo que la atención debemos ponerla en porqué ocurren las violaciones, porqué existe el hambre, porqué el desenfreno o el descontrol moral? En definitiva nos está diciendo que nos preocupemos de las causas que originan todo esto y no gastar tanto tiempo en atacar los efectos.
¿Por qué? Por dos razones fundamentales: Por la dignidad a que todo hombre o mujer está llamado y por otro lado porque en este caso hay que defender un principio fundamental: La Vida. Muchos me dirán que aquí no está en juego el valor de la vida…Te invito la próxima semana a que compartamos juntos estos temas que a todos nos preocupan. Buenos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.