BIENVENIDOS

Este es un Blogger donde se entregarán comentarios de actualidad con una perspectiva cristiana, y donde, además, los alumnos, Profesores, Padres y Apoderados, podrán hacer los comentarios que estimen convenientes. Los comentarios que aquí encontrás no representan necesariamente el pensamiento del Colegio y es de exclusiva responsabilidad del profesor. Tu comentario deberás enviarlo a cwagnercl@gmail.com

sábado, 12 de diciembre de 2009

NUESTRO EQUILIBRIO


Por Carlos Wagner Catalán


Buenos días…. Cuando Héctor Asenjo, actual Director de Radio Nueva Belén, me invitó hacer un comentario semanal, se me ocurrió de inmediato el tema de la píldora del día después, tema muy en boga en el último tiempo.
Mirando entonces algunas cosas en internet con respecto a este tema, me encontré con un sitio llamado El Rancahuaso, donde el Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Mons. Alejandro Goic reitera la posición de la Iglesia en favor de la vida del ser humano por nacer.
Después del artículo –más abajo—hay algunos comentarios que la gente hace sobre lo que ha escrito el Obispo Goic. Son increíbles los argumentos utilizados por alguna gente para descalificar la opinión de don Alejandro. El primer argumento es atacar a la Iglesia por el comportamiento de algunos curas… típico. Nos hemos acostumbrado a destruir instituciones por el error que han cometido “algunos”. Lo que las instituciones nos enseñan o nos dejan no importan nada, lo que importa son los hechos puntuales, pragmáticos, que destruyan y no lo que construye.
Así las cosas, por “algunos” detectives envueltos en prostitución infantil en Valparaíso, la Policía de Investigaciones de Chile, es una policía pervertida. Por “algunos” parlamentarios involucrados en actos deshonestos, entonces el parlamento es una tropa de ladrones. Porque “algunos” personeros de Gobierno están vinculados a actos de corrupción, el Gobierno es Corrupto. Por “algunos” curas pedófilos, la Iglesia es lacra que no sirve para nada.
Ud. estará de acuerdo conmigo en que la cosa no es tan así. El bien que la Policía de Investigaciones de Chile le hace a diario a este país, es inconmensurable. Los parlamentarios –de derecha, de centro o de izquierda—le han permitido a Chile ir creciendo cada día más en nuestra sana convivencia, permitiéndonos un marco regulatorio que asienta las bases de la convivencia nacional. El Gobierno de Chile en general no podríamos decir que es corrupto. Hay gente con vocación de servicio público, honestos en su gran mayoría. Y la Iglesia Católica ha sido –querámoslo o no—pilar fundamental en nuestra cultura occidental cristiana. De manera tal que –por Dios—no perdamos por favor, los equilibrios.
Nos estamos acostumbrando al péndulo en los estados de ánimo. Se ha fijado que en estos días andamos eufóricos con el tema de la selección chilena. Casi a todos se nos cruza por la mente que podríamos salir campeones mundiales…. Y la gran mayoría de nosotros canonizaría a Bielsa. En el próximo partido perdemos y lo más probable es que volveremos a ser lo peor del mundo y a Bielsa lo volvamos a bajar del pedestal.
Concluyo. La Iglesia somos todos los bautizados. Y cuando un sacerdote, o un laico cualquiera cometen algún error, sufre toda la Iglesia. Pero en la Iglesia hay también miles de sacerdotes y laicos llenos de santidad. La Iglesia es santa y pecadora. Pero la Iglesia desea enseñar el camino de la santidad y no la del error. El camino del bien y no del mal. Por lo tanto no nos acostumbremos a condenar a la Iglesia… condenemos el pecado.
La próxima semana hablamos de la píldora del día después”, ¿les parece?

Buenos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.